Tattoos en La Roche-Posay

Hace ya dos años La Roche-Posay lanzó un nuevo producto corporal y para su presentación contaron con Mario Vaquerizo como invitado sorpresa. Para aportar un toque divertido, me encargaron diseñar unos tattoos para que el resto de  invitados jugasen a ser Mario por una noche.

El concepto me encantó y quise ilustrar los mismos tattoos que Mario lleva tatuados, pero en versión más light, un poco más infantilizados. Así, su corazón sangrante,  golondrinas, flores y demás, fueron reinterpretados, usando además los colores corporativos de La Roche-Posay.

El resultado, un pack divertido con tattoos que hicieron romper el hielo y sentirse como niños a los asistentes.